El proyecto de ciudad futurista de Arabia Saudita está plagado por dudas

Después de la muerte de Khashoggi, los inversionistas han abandonado el proyecto Neom, el plan emblemático de Mohamed bin Salmán.

Por Redacción INversión INmobiliaria 
info@inversioninmobiliariacr.com


Después de la muerte de Khashoggi, los inversionistas han abandonado el proyecto Neom, el plan emblemático de Mohamed bin Salmán

Cuando los miembros de una delegación comercial se reunieron recientemente con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán (MbS), se sorprendieron al escuchar una admisión sincera sobre Neom, su mega plan de US$500 mil millones para convertir la costa saudita virgen en un polo comercial futurista.

"Nadie invertirá en el proyecto durante años", dijo el gobernante saudí de facto, según un colega de los presentes en la reunión.

Sus comentarios fueron un reconocimiento de que la crisis provocada por el asesinato de Jamal Khashoggi amenaza con debilitar sus atrevidos planes de modernizar el conservador reino con el apoyo del capital y la experiencia extranjeros.

Neom es una ciudad "startup" en etapa de planificación y basada en tecnologías de vanguardia, desde la robótica hasta la inteligencia artificial. Este proyecto, el más grande y ambicioso anunciado por el príncipe Mohamed, siempre se consideró de alto riesgo.

Pero ahora está pasando a un segundo plano, conforme la crisis provocada por el asesinato de Khashoggi pone en peligro la capacidad del reino para atraer el financiamiento y las habilidades tecnológicas avanzadas necesarios para éste y otros desarrollos.

Desde el asesinato del periodista saudita, los asesores de Neom, incluyendo el arquitecto Norman Foster, se han distanciado del proyecto, lo cual destaca el riesgo político y de reputación asociado a vincularse con el príncipe heredero.

El príncipe Mohamed les prometió a los empresarios con los que se reunió que el reino dependiente del petróleo invertiría más en la economía tradicional para compensar, un humillante giro de 180 grados para un gobernante que había hecho del distanciamiento de Arabia Saudita del crudo el núcleo de sus reformas.

La economía ya estaba en apuros antes de que el asesinato de Khashoggi en octubre provocara la mayor crisis diplomática del reino con el mundo occidental desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EEUU.

Pero el escrutinio resultante del príncipe Mohamed lo ha obligado a recurrir a las empresas locales con problemas conforme se evapora el apetito para invertir del extranjero y él intenta recabar el apoyo interno.

En las últimas semanas, los líderes corporativos han sido invitados a sesiones privadas con el príncipe heredero para discutir los desafíos que enfrentan mientras luchan contra el crecimiento económico lento y el desánimo.

Ubicada en la costa noroeste del reino, Neom por ahora se compone de sólo un par de palacios, donde el rey Salman pasó unas vacaciones durante el verano en lugar de sus habituales lugares de escapada en Marruecos y Europa.

MbS presentó la incipiente ciudad en una deslumbrante conferencia de inversionistas el año pasado que atrajo a los banqueros y empresarios más poderosos del mundo y fue apodada "Davos en el Desierto". La segunda parte del evento este año, que se realizó tres semanas después del asesinato de Khashoggi, fue boicoteada por muchos financieros globales.

Un proyecto de energía solar de US$200 mil millones con SoftBank, que ya se consideraba extravagante e inviable según quienes estaban familiarizados con la opinión del Ministerio de Energía, ha sido reducido, dijeron dos personas cercanas al acuerdo.

El empresario británico Sir Richard Branson también detuvo las conversaciones con Riad sobre sus inversiones propuestas en sus compañías espaciales, lo cual provocó que el reino cancelara los planes para nuevas conversaciones sobre la empresa de transporte Virgin Hyperloop One.

Varios acuerdos de inversión interna en la manufactura y venta minorista también se han paralizado, dicen banqueros y abogados.

En el mayor revés — antes del asesinato de Khashoggi — de la ambiciosa agenda de reforma del príncipe Mohamed, la oferta pública inicial (OPI) de US$100 mil millones de Aramco, el gigante energético estatal saudita, se pospuso indefinidamente debido a preocupaciones legales y la incapacidad del reino para lograr la valuación que quería.

Sin los ingresos de la OPI, el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita (PIF, por sus siglas en inglés), que es el vehículo que encabeza muchos de los desarrollos del príncipe Mohamed, entre ellos Neom, ahora está intentando desesperadamente recaudar efectivo. Un plan alternativo para que Aramco comprara la participación de PIF en SABIC, una compañía de productos petroquímicos, por aproximadamente US$70 mil millones enfrenta obstáculos, incluyendo las duras condiciones en los mercados financieros con respecto a la emisión de bonos y préstamos. 

Share this article

¿Quiénes somos?

Única revista especializada que ofrece información contundente, de forma bimensual, sobre la industria inmobiliaria tanto local como regional.

El principal objetivo es promover al sector mediante una propuesta diferente, difundiendo contenido relevante, siempre con una visión especializada acerca de la cadena de valor al público inversionista del más alto nivel.

+ Información

Contacto

Departamento Comercial:


Emailinfo@inversioninmobiliariacr.com

Teléfono506 2505 5403

FacebookInversión Inmobiliaria

DirecciónDe la rotonda de Multiplaza, 600mts al oeste, mano izquierda Edificio VMG, Guachipelín de Escazú, Costa Rica.

 

Artículos recientes

Suscríbase

¡No se pierda ninguna edición de INversión INmobiliaria! Reciba la versión digital y/o impresa de la revista. Encuentre en cada edición artículos únicos y el mejor análisis. ¡Manténgase informado con la única revista para el profesional e inversionista inmobiliario!

Suscríbase

 


Reciba todas las semanas las noticias y artículos más relevantes de Centroamérica y el mundo

Boletín Informativo